Home / Ligas Menores / Minor League Guy

Minor League Guy

 

waterfront-park-seating-levels

 

Días largos, viajes miserables y una paga mínima. Esas son algunas de las características que tiene cualquier joven que toma la decisión de firmar como profesional en el béisbol organizado de Estados Unidos. Y todo esto con la incertidumbre de no saber si lograrás al fin del camino realizar todos tus sueños y los de tu familia, llegar al mejor béisbol del mundo. La mayoría de los jóvenes toman la iniciativa de no rendirse, y estar dispuestos en todo momento a luchar con ese arduo trabajo durante largos años, todo por el amor al béisbol y llegar a la cima, pero no todos los casos son iguales.

Hace varios años atrás el jardinero dominicano, Carlos Gómez, quien para aquel entonces era prospecto de los New York Mets, citó en un video publicado en YouTube; “Juego béisbol por el dinero y no porque me guste”. Gómez, en la actualidad es el patrullero central de los Milwaukee Brewers y logro su sueño aun con esa mentalidad, pero muchos no corren con la misma suerte y se quedan a mitad del camino.

La etapa más difícil para muchos es cuando comienzan su carrera como profesional en los niveles más bajos, ya que la mayoría de estos jóvenes de 17 y 18 años no están preparados mentalmente para lidiar con este trabajo, donde muchos se quedan y no salen a flote. Cuando logras salir de esta etapa te tocan otras menos difíciles, incluyendo viajes de 4 a 12 horas en autobuses.

“He tenido que sacrificar tiempo con seres queridos. Muchas veces te alejas de personas bien cercanas a ti por los cambios de horas o simplemente sales tarde de los juegos. La comunicación es esencial y muchas veces perdemos eso con muchas personas” palabras de Jonathan Rodríguez, quien pertenece a la organización de los St.Louis Cardinals, en una entrevista que le realizamos recientemente.

En el camino te encontrarás con varios problemas o situaciones que solo tienes que lidiar con ellos. Un tema importante es el racismo y como en todos deportes también existe en el béisbol. Deben estar consiente que como latinos e inmigrantes están expuestos a estos problemas raciales pero aun así deberán conservar su enfoque para conseguir el derecho y respeto trabajando fuerte con mucha disciplina. Las lesiones  son otro problema, algunas veces atrasan su desarrollo en el sistema de liga menor en las diferentes organizaciones. “El año pasado tuve una lesión lo cual provoco un atraso en mi desarrollo como jugador de liga menor. Por consecuencia, estoy repitiendo liga por primera vez. Es difícil porque sabes que estás listo para jugar otro nivel, pero tienes que demostrarlo” sostuvo Rodríguez.

Todo esto los hace crecer como jugador y mucho más como ser humano. A medida que el pelotero se va desarrollando, se va conociendo a sí mismo, conoce sus habilidades y debilidades las cuales lo hará trabajar para que su desarrollo mental se conjugue con su estilo de juego.

Después de todo debemos darnos cuenta que el béisbol es un trabajo de mucho sacrificio que de ganar lograras resultados que cambiaran su vida, pero de no ser así, perderás muchísimo más de lo que hubieses ganado.

Deja un comentario