Home / Ligas Menores / La verdadera historia del “Tsunami Boricua”

La verdadera historia del “Tsunami Boricua”

IMG-20140901-WA0008 -“El Tsunami Boricua” se acerca- Esa era la famosa frase que sonaba cada vez que había una conversación entre dos conocedores del béisbol boricua hace unos años atrás. Hoy, tres años después, ese llamado “Tsunami Boricua” se encuentra en su etapa más importante. Y para muchos, por qué “Tsunami Boricua”? Cuál es el significado correcto? Pues aquí su definición: Ciclo o procedimiento de jugadores boricuas que dejaron un impacto en las ligas menores y siguen su camino a las Grandes Ligas para ser unas posibles estrellas en el mejor béisbol del mundo. Esto, después de una “sequía” grande en las ligas mayores, donde no hubo tanta participación de jugadores puertorriqueños en comparación con el pasado. Por tanto, y para que no te compliques mucho la vida, el significado más corto para esto es; “De regreso a la cima en el béisbol”. Pero por qué no tener una historia desde los principios u orígenes del “Tsunami Boricua”? Aquí comenzamos… Todo comienza con la “clase” o “grupo” del 2009, como le quieran llamar. Para ser exacto, el 28 de abril del 2013, subió el capitán, líder o piloto de esta ola, Nolan Arenado. Junto a él, ese mismo año, dieron sus primeros pasos en las mayores los siguientes jugadores: Hiram Burgos con los Cerveceros y Reymond Fuentes con los Padres. Un año después, dieron el escalón grande; Kike Hernández, Roberto Pérez, Steven Moya y Kennys Vargas. Este último mencionado, podría ser el próximo “bambino” boricua. Aun de esta “clase” quedan jugadores como Jonathan Rodríguez, Giovanni Soto y Joseph Colon, que tarde o temprano, se unirán a los ya parte del “Tsunami”. Y por qué no pensar que José Rivera podría colarse por el camino o ruta al éxito? Ustedes tienen la respuesta. Pasamos la primera parte. Vamos para la segunda, la “clase” del 2010. La realidad es que este “grupo” no es el más importante pero si lleva consigo una parte del ruido de las olas del “Tsunami”. De allí salió Christian Colón, quien en este 2014, debutó en las mayores con los Royals y está dando cátedra con su madero en Kansas City. Adicional, se coló en el “Tsunami” un zurdo, que nadie esperaba que llegará en este 2014 a las mayores, su nombre? Alexander Claudio, nuevo especialista de Texas contra bateadores zurdos. En algun momento, Eddie Rosario y Yadiel Rivera podrían salir de este grupo y reforzar esta parte del "Tsunami". Ahora sí, vamos para la parte más importante, la ola grande del “Tsunami”, la que está arrollando las mayores en este momento, y la que como mejor significado tiene: “La clase del 2011”. De allí salen los nombres de George Springer, Javier Báez y Rafael López quienes ya están en el mejor béisbol del mundo, sin contar a Francisco Lindor quien probablemente suba en los próximos días con los Indios de Cleveland. Estos jugadores son llamados unas posibles “súper estrellas” de impacto. Y de ese grupo, se han quedado atrás, pero que pronto se van a unir al “Tsunami”, los siguientes jugadores: Jorge López, Michael Pérez y Dereck Rodríguez, tal vez de aquí a tres años. Un “tal vez” podría ser para Randy Fontanez, Jack López o Seth Lugo, quien de los tres tiene más posibilidades por su poderosa recta que alcanza las 98 “MPH”. Importante ponerle OJO a Tomas Rivera, quien pudiera ser un “colao” seguro con los Mets en este 2014. Siguiendo esta ola, viene una grupo de jugadores a tonificar o fortalecer las olas para terminar con el “Tsunami” en los próximos dos años, la “clase” del 2012. Esta “clase”, es para muchos la mejor de la historia para los boricuas. Y eso por qué? En esta parte onda, se encuentran José Berrios, Marcus Stroman, Carlos Correa, Jesmuel Valentín y Edwin Díaz, quienes son los más adelantados del grupo, y que tienen una etiqueta de “futuras estrellas” en su pecho. Aquí también hay “caballos” como Avery Romero, Nick Travieso, Adrián Marin, Jorge Fernández, Wilfredo Rodríguez, Andrew Velázquez y Alfredo Escalera, lo que proyecta un impacto solido en los próximos años, y que asegura una fuerte última ola del “Tsunami”. Y por qué no tratar de predecir si Adam López o Rayan González se unirán al “Tsunami”? Ustedes pueden tener una posible respuesta. Ahora, se aproxima la parte final de la verdadera historia del “Tsunami Boricua”. La parte final, la “clase del 2013”, un grupo muy joven, y que cuenta con posibles estrellas en los nombres de Victor Caratini, Christian Arroyo y Omar García. Un “tal vez” para Emilio Pagan y Ángel Rosa, quienes aun así son los más adelantados entre ellos. Se podría incluir José de León, pero es muy difícil saber dónde irán a parar estos “muchachos” en los próximos años, que serán importantes para su desarrollo e inclusión a nuestro “grupo selecto”. Eso sí, no pierdan de vista al derecho Joe Jiménez, agente libre firmado por los Tigres en el 2013, quien tiene potencial de ser un cerrador de Grandes Ligas de aquí a varios años en Detroit. De la clase del 2014 es muy temprano o demasiado prematuro para analizar. Cabe resaltar, que de la “clase del 2008” se colaron varios como Kris Negrón, Neftalí Soto, Héctor Santiago y Christian Vázquez. Todos estos han llegado al circo grande en diferentes años. Tampoco perdamos de vista a Daniel Ortiz, un posible "colao" del 2015 y Antonio Jimenéz, quien debido a lesiones ha postergado su viaje a Toronto. No podemos dejar de mencionar al zurdo Luis Cruz, quien esta apunto de "zumbarse" en la ola. De un año anterior, el “colao” lo fue Juan Centeno. De esta manera, termina la verdadera y única historia del “Tsunami Boricua”. *POST-DATA: Jugadores escogidos en el sorteo del primer round al décimo llegan más rápido a las Grandes Ligas que las rondas siguientes. Los receptores se desarrollan dos años más tardes. Un total de once jugadores han debutado en el 2014, mientras que en el 2013, fueron ocho boricuas. En esta historia colaboró, Humberto Charneco.

Deja un comentario