Home / Ligas Menores / Edwin Medina “El boricua desconocido”

Edwin Medina “El boricua desconocido”

received_814634691930698 Decenas de jóvenes que no poseen una estatura adecuada (5’5- 5’9) actualmente en el béisbol organizado son rechazados, marginados o echados a un lado por muchos conocedores, dirigentes, escuchas, entre otras personalidades del béisbol, sin darle ni siquiera una oportunidad para que demuestren su talento aun sin tener una “supuesta” altura adecuada (que puede variar entre 5’10 y 6’3). Estarán cometiendo un error estas personas, que “supuestamente” tienen un gran conocimiento y visión con los jugadores jóvenes procedentes de cualquier lugar del mundo con dicha estatura? Pero, comenzando, por qué no miramos a nuestro alrededor en los países más cercanos como República Dominicana y Venezuela?  En los países mencionados, ya ese tipo de rechazo ha disminuido un poco y en el mejor béisbol del mundo cuentan con grandes estrellas como lo son José Altuve de Venezuela quien apenas mide 5’5 y Erick Aybar con Republica Dominicana que mide 5’9. Cabe mencionar que hay muchísimos jugadores más de estos países como; Alexis Amarista, 5’6’’; Pablo Sandoval, 5’ 10’'; Placido Polanco, 5’9’’; Jean Segura 5’9’’; Yoenis Cesoedes, 5’10'' que no poseen la “altura adecuada”. Y por qué no ir a Estados Unidos? Una de las mejores segundas bases de las Grandes Ligas, el ‘MVP’, Novato del año en la Liga Americana hace varios años, Dustin Pedroia apenas mide 5’7. Tengo que mencionar que hay otros jugadores norteamericanos con una “poca altura” activos en las Grandes Ligas como; Jimmy Rollins, 5’8’’; Andrew McCutchen, 5’10’’; Daniel Nava, 5’ 10'' entre otros. Que pasa que no se le puede dar la oportunidad a estos jóvenes con mayor regularidad? Buena pregunta. Pero podemos preguntarnos; como surgen entonces las figuras de Andrew Velázquez (5’7''), Steven Negrón (5’7"), Marcus Stroman (5’8”) y el caso más reciente Edwin Medina (5’8)? A raíz de esto, muchos de esos jóvenes parten a los Estados Unidos donde van con las esperanzas de que alguien les dé la oportunidad desde una corta edad, o tal vez consiguen becas en colegios o ‘junior college’ que no son muy reconocidos, trabajan fuerte y luego piden un ‘transfer’ para tener más exposición.  Otros, como Andrew Velázquez, sencillamente tuvo ‘suerte’ y no sufrió ese tipo de rechazo. 20141030_191021   “Quien ese ese del ‘campo corto’, parece un ‘jockey’” gritó un fanático de los Indios sobre Velázquez cuando este, se presentó a Mayagüez al principio de temporada. “Casi nadie aquí me conoce, nunca me invitaron a ningún torneo, tampoco a ninguna escuela de béisbol, tuve que irme a Iowa a estudiar y fueron unos años bien difíciles” comentó el joven jardinero, Edwin Medina, sobre el tema, quien además añadió; “No me dieron oportunidades aquí cuando jugaba categorías menores”. Medina, es un joven puertorriqueño que es nacido y criado en Puerto Rico, se desarrolló en las categorías menores de Toa Baja hasta graduarse de escuela superior y conseguir una beca para estudiar en Iowa, donde bateó sobre .400 y no fue escogido en el ‘draft’. Más adelante, se movió a St.Thomas University en busca de una mejor exposición en el Estado de Florida. Este año, en el 2014, fue escogido en el Sorteo de Novatos de las Grandes Ligas por los Astros, luego de tantos sacrificios y dándole un ‘tapa bocas’ como dicen en las calles de nuestra isla, a todos aquellos que lo rechazaron o marginaron en algún momento de su adolescencia por su estatura. “Fue una experiencia bien grande para mí, cumplí uno de mis sueños. Estoy bien agradecido por la oportunidad que me dieron ya que tuve la oportunidad de jugar todos los días, de esa manera pude enseñar mis habilidades” expresó Medina sobre su primera temporada dentro del béisbol organizado. Sus ‘numeritos finales’ en 50 partidos fueron: promedio de .257 con seis dobles, nueve remolcadas y 28 bases robadas. Ahora, regresa a Puerto Rico, pero para jugar con los Senadores de San Juan, quienes lo escogieron en el Sorteo de Novatos de la ‘LBPRC’; “Espero aportar algo, pero estoy aquí aprendiendo de todos los muchachos para el futuro” dijo Medina. Luego de este último ejemplo, tienes la respuesta para la pregunta hecha al principio de este articulo? Porque el rechazo a esta clase de jugador? Donde existe más ese tipo de rechazo? Según un estudio, apenas cinco jugadores de cada diez mil que juegan en escuela superior con estas cualidades físicas son firmados profesionalmente.

One comment

  1. Muchos escuchas, gerentes generales, y coaches usan un libreto con las supuestas reglas del béisbol. Se dejan llevar por números de medida en vez de dejar las habilidades del pelotero que les digan en el terreno lo que puede o no puede hacer. Escogen a un bateador de 250 por encima de uno que batea 400 por el hecho de que es mas alto, se ve mas fuerte u otras medidas arbitrarias.

    Es como en la NFL que todos los años hacen su combine y miden estatura, pesos, brazos largos o cortos, como corren las 40 yardas. Y se olvidan de lo que el jugador hizo o no en el campo de juego. Doug Flutie es un ejemplo de alguien que nunca quisieron darle la oportunidad y cuando se la dieron mostró que era tan bueno como otros mas grandes.

Deja un comentario