Home / Ligas Menores / Despertar de un nuevo prospecto

Despertar de un nuevo prospecto

1379963_10201815942055822_1818180558_n-620x330 Luego de estar involucrado en una transacción que lo envió a la organización de los Rockies, procedente de los Dodgers, el jardinero puertorriqueño Noel Cuevas ha tenido un resurgir en su carrera profesional dentro del béisbol organizado en esta temporada, luego de tener varios tropiezos en el 2014 en su primer año en la clasificación Doble A con los Lookouts de Chattanooga, donde solamente bateó .231 en 131 partidos. Esto, significa que el cambio hasta el momento, le ha venido ‘como anillo al dedo’. “El cambio de organización ocurre después de una temporada de aprendizaje, donde no tuve mi mejor año en números pero si fue mi mejor año en aprendizaje. El fracasar tanto el año pasado me ayudó aprender a lidiar con el fracaso, también a entender que así te vaya bien o mal, mañana es otro día y hay que volver hacer tu trabajo, ahora Colorado está viendo un jugador más preparado mentalmente” explicó Cuevas vía telefónica desde New Britain. Originalmente, se graduó de Escuela Superior en Montverde Academy en las afueras de Orlando pero fue firmado cuando era estudiante de la Escuela Interamericana en Arecibo. En Montverde, estudió con Francisco Lindor. Cuevas, de 23 años y nacido en Manati, fue asignado a los Rock Cats de New Britain, sucursal Doble A de los Rockies, para comenzar su nueva trayectoria en las menores con la organización de Colorado. Al momento, en 17 partidos batea .367 con doce remolcadas. Además ha conectado siete extra bases y su velocidad ha mejorado, al estafarse seis bases en tan poco tiempo. “La preparación ha sido más mental que física. Físicamente me mantengo preparado ya que jugué béisbol invernal y tuve bastante tiempo de juego. En mi mente tengo una sola meta y es hacer el trabajo en el momento o situación que se me presenta. He aprendido a simplificar los pensamientos para hacer del juego uno más sencillo, que pienso es como debería ser, un juego” comentó Cuevas sobre su preparación para la temporada que apenas comienza en Estados Unidos. Acerca de cómo lo ha recibido la organización de Colorado; “Ellos me han recibido con brazos abiertos. Estoy bien contento con el trato, el respeto, la enseñanza y la confianza que me han dado en la organización. Me he acoplado muy bien y me gusta mucho”. article.277792.large Aun así, no se olvida de las tantas amistades que dejó con los Dodgers tras cuatro años; “Lo que más extraño con las relaciones que formé en ese tiempo con los entrenadores, jugadores y otros más. Tuve muy buenas experiencias con los Dodgers durante ese tiempo que me llevaron a crecer como jugador y persona”. Este joven, pertenece al núcleo de jugadores prometedores de los Indios de Mayagüez, y en el pasado invierno tuvo bastante participación con la tribu; “El tener bastante tiempo de juego en la invernal me ayudó a crecer como jugador. Me ayudó a anticipar más las situaciones de juego y tomar mejores decisiones. También me dio confianza en el terreno, que pienso que es bien importante a la hora de enfrentarse a cualquier situación de juego. El béisbol invernal ayuda de una manera inexplicable a cualquier pelotero en desarrollo”.  

Deja un comentario