Home / Ligas Menores / Omar García volando en menores

Omar García volando en menores

52203b886d47b.preview-620 53 bases robadas son suficientes para considerar al puertorriqueño, Omar García, como una ‘bala’ dentro del béisbol organizado por su fácil habilidad de estafarse bases. Fueron 53 bases robadas en 128 partidos en la Liga Estatal de Florida con los Manatees de Brevard County, sucursal Clase A Avanzada de los Cerveceros. Al final de la temporada, quedó segundo en ese renglón en la ‘FSL’. También fue el segundo boricua con más bases robadas, detrás de Johneshwy Fargas (59). En adicción a sus 53 bases robadas, García en 128 partidos bateó .264 con 8 dobles, 1 cuadrangular y 28 carreras impulsadas. En los jardines, cometió apenas cinco errores jugando principalmente en el predio central. “Este año fue muy bueno para mí, tuve que trabajar fuerte ya que comencé un poco lento pero al final gracias a Dios se vieron los resultados. Aprendí mucho, no solo de mi persona, sino de todas las personas que estaban en el equipo” expresó García, quien estudió en Miami Dade College y fue seleccionado por Milwaukee en el Sorteo de Novatos del 2013. Esta actuación, al parecer le tiene un pasaje seguro a Biloxi en el 2016, cuidad donde se juega la sucursal Doble A de los Cerveceros. “La meta mía es comenzar en Doble A, he tenido el privilegio de subir desde el 2013 todas las ligas, así que espero que esta no sea la excepción”. En la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente, viste la franela de los Cangrejeros de Santurce, con quienes ha tenido una limitada participación este año luego de que la gerencia cangrejera haya optado por contratar los servicios de un jardinero importado con números similares a los del boricua, y que en resumidas cuentas, son dos tipos de jugadores con mucha parecido de habilidades, lo que parece injusto para el desarrollo de nuestros jóvenes en pleno ascenso. Con una próxima temporada con una actuación similar al pasado año, lo pondría más cerca de llegar a las Grandes Ligas en cualquier momento, y de esa manera, unirse al “Tsunami Boricua” que sigue arropando a Las Mayores.

Deja un comentario